Cómo comunicarse como un jefe

Comunícate como un jefe y tal vez algún día te conviertas en uno. Así es cómo.

Hoy en día, todo el mundo tiene un millón de métodos diferentes de comunicación en el lugar de trabajo. Gracias a los teléfonos inteligentes, las redes sociales y el ‘taller de elevación‘cultura, la comunicación instantánea es más fácil y más variada que nunca. Al mismo tiempo, nuestra capacidad de atención limitada nos hace más distraídos y distantes unos de otros. Con la falta de límites claros entre la comunicación dentro y fuera de la oficina, la confusión es común.

En este contexto, me gustaría compartir algunos principios de comunicación en el lugar de trabajo que creo que son los más importantes. Estos cubren tanto áreas probadas y verdaderas (como la escucha activa) como las del siglo XXI (como la etiqueta del correo electrónico y cuándo usar aplicaciones de mensajería basadas en la nube).

Escucha activa en el lugar de trabajo

Comencemos con una conversación pasada de moda. Una de las grandes tácticas conversacionales mal entendidas es la escucha activa en el lugar de trabajo. Contrariamente a la creencia popular, la escucha activa no es simplemente el acto de pasivamente no hablar mientras alguien más está hablandopero es escuchando con tanta atención que puede saltar cuando sea necesario para ayudar a la otra persona a completar un pensamiento o hacer avanzar la conversación. Practique la escucha activa y tendrá un mayor impacto en sus interacciones diarias. Evite las opciones falsas de no escuchar nada o mantener la boca cerrada todo el tiempo.

Etiqueta de correo electrónico y mensaje instantáneo

Pasemos al correo electrónico. Considere una de las grandes reglas de comunicación en el lugar de trabajo de Marsha Egan, entrenadora de productividad en el lugar de trabajo: “Si es una emergencia, no envíe correos electrónicos.” Ella dice que en situaciones urgentes debes levantar el teléfono o caminar hasta la estación de trabajo de la otra persona. De hecho, cualquier cosa que requiera una respuesta en menos de 3 horas no debería incluir el correo electrónico porque refuerza la idea tóxica de que el correo electrónico es un sistema de respuesta de emergencia apropiado. Sentido común, ¿verdad?

Otra regla es no hacer clic automáticamente en ‘responder a todos’. Sea más moderado en su uso y sea juicioso con los ‘cc’ al preguntarse si un destinatario potencial De Verdad necesita ver el mensaje antes de presionar ‘enviar’. Esto evita pérdidas de tiempo exponenciales por parte de las personas que leen mensajes innecesarios y se recuperan de las interrupciones para leer estos mensajes.

Otra gran cosa para recordar sobre el correo electrónico y la comunicación en el lugar de trabajo es que no es un sustituto de la conversación. Está diseñado para enviar archivos y otras comunicaciones, no tiene un diálogo. Si necesita tener una conversación real con alguien, debe ponerse frente a él, levantar el teléfono (si el tiempo o la distancia son un problema) o usar una aplicación de mensajería en tiempo real como Slack o Salesforce Chatter. Es menos probable que los mensajes en tiempo real se pasen por alto porque, a diferencia del correo electrónico, no compiten con el mundo exterior de clientes/clientes, socios y spammers por su atención. Es simple.

Finalmente, con el correo electrónico, desea revisarlo periódicamente en su propio tiempo, no como un mouse empujando una palanca para obtener una bolita de comida (o un adicto que busca perpetuamente la próxima solución). Programe su tiempo de revisión de correo electrónico y no dude en hacerlo, para no caer en un profundo vacío de correo electrónico donde cesa toda productividad.

Dejaré el tema del correo electrónico con una pregunta de otro gurú de la productividad que leí una vez: «¿Responder correos electrónicos es el mayor y mejor uso de su tiempo?» Dicho de otra manera, ¿Quieres ser conocido por ser bueno leyendo correos electrónicos?, o para lo que te contrataron? Si la respuesta es la segunda, debe mantener el correo electrónico a distancia. Hay un lugar para eso, pero generalmente tienes tantas cosas mejores que puedes hacer con tu tiempo que las interrupciones constantes no sirven. No caiga en la trampa de la comprobación compulsiva.

El poder del tiempo cara a cara

A riesgo de decir lo obvio, todavía no hay sustituto para la conversación cara a cara. La razón por la que llamo la atención sobre el diálogo uno a uno es porque en el buffet de comunicación virtual siempre disponible de hoy, tenemos 1,000 formas diferentes de NO hablar con alguien cara a cara. Skype y las herramientas de videoconferencia son sus mejores amigos cuando las reuniones ‘físicas’ tradicionales no son prácticas.

¿Escéptico sobre si la reunión cara a cara sigue siendo importante? De todas las nuevas tendencias en el marketing de la educación superior, Chris M. Kormis (CMO, McDonough School of Business de la Universidad de Georgetown) podría haber enumerado en una entrevista reciente, en realidad nombró la visita en persona como uno de los más poderosos. Sí, el mensaje es obvio: el tiempo que se pasa en persona con otra persona sigue siendo crucial. Al ser capaz de intercambiar información personalmente, leer el lenguaje corporal, escuchar atentamente la entonación y ver otras señales no verbales, obtiene una imagen más completa que cualquier medio electrónico podría ofrecer. Volviendo a la comunicación en el lugar de trabajo, cuando necesite explorar un tema complejo con alguien, interactuar de una manera más sofisticada o profundizar, comience hablando más… cara a cara.

comunicación organizacional en el lugar de trabajo

Considere el estilo de comunicación de su organización. ¿Es en gran medida abierta y transparente? ¿Emplea revisiones de 360 ​​grados de personas para una retroalimentación integral entre pares en todos los niveles de la organización? ¿Se fomenta el diálogo bidireccional? ¿Se les da a los empleados suficiente información sobre la dirección y las prioridades del negocio? Si no, quiere vivir con el ejemplo y luchar por este cambio… o unirse a la empresa cuya cultura ya lo encarna.

A veces, la comunicación organizacional efectiva implica abordar un lado más oscuro. Nueva investigación de la Escuela de Negocios de Harvard muestra que las empresas pueden ahorrar mucho dinero al evitar las contrataciones incorrectas y eliminar a los ‘malos actores’. De hecho, contrariamente a la sabiduría convencional, solo contratar superestrellas es en realidad un 50% menos valioso que eliminar a los malos actores en el lugar de trabajo. Cuando una empresa reconoce el ajuste cultural como una prioridad principal y regula en consecuencia, desea asegurarse de adaptarse a esa cultura antes de comenzar y determinar las expectativas de comportamiento para lo que las personas en la Empresa X hacen o no.

Luego, una vez que esté integrado en la organización, plantee sus inquietudes sobre cualquier violación de la cultura de la empresa que observe. Haga preguntas sobre los valores que necesitan aclaración aplicados a la vida laboral diaria. Puede evitar el daño potencial a su reputación como un buen ‘ciudadano corporativo’ abordando activamente cualquier pregunta sobre su influencia relativa en la armonía dentro de la oficina. Este tipo de diplomacia personal y comprensión íntima de los valores culturales de una empresa puede contribuir en gran medida a encontrar y mantener el trabajo de sus sueños.

Lucha contra los acosadores en el lugar de trabajo

Hablando de extirpar los cánceres, cuidado con los acosadores en el lugar de trabajo … Los 3 tipos de ellos, como se describe en un perspicaz Revisión de negocios de Graziadio artículo. La intimidación representa un comportamiento destructivo que es un asesino de la innovación y la competitividad. tambien recomiendo leer Las 48 leyes del poder por Robert Greene para ayudar a identificar patrones claros en cómo las personas usan (y abusan) del poder. Las lecciones impartidas en este libro pueden ayudarlo a defenderse de aquellos que usarían su estatus para dañarlo a usted, a sus colegas o, en última instancia, a la organización.

CI emocional (EQ)

me gustaría pensadores de gestión están empezando a señalarotro elemento infravalorado de ambos negocio y comunicaciones generales es la inteligencia emocional. Además de controlar sus sentimientos bajo presión, las llamadas ‘habilidades blandas’ como escuchar, masajear egos y manejar conflictos tradicionalmente se subestiman en entornos corporativos, pero en la economía del conocimiento actual son apreciadas. ¿Por qué? Porque para colaborar con éxito, debe poder leer a las personas. Necesitas habilidades políticas. Necesita saber cuándo empujar y cuándo contenerse. Debe ser capaz de lidiar de manera efectiva con el estrés inevitable que acompaña a cualquier trabajo. Comprender la volatilidad de las emociones de las personas (incluidas las propias) y ser sensible a las dinámicas interpersonales contribuye en gran medida a mantener la compostura y liderar con mano firme.

Los mejores líderes no son necesariamente los más visibles o vocales; de hecho, el liderazgo discreto y el apoyo de «antecedentes» ahora se reconocen como un componente integral de un lugar de trabajo moderno de alto funcionamiento. Y algunas personas simplemente prefieren ayudar detrás de escena sin poner su nombre en las luces. Estas personas suelen ser expertos en escucha activa en el lugar de trabajo y otros métodos de comunicación en el lugar de trabajo. La dirección ejecutiva ahora puede tener un mayor aprecio por el trabajo de estos colaboradores ‘silenciosos’, gracias al perfil más alto de EQ

Moraleja de la historia: si comunicado como un jefe, entonces hay una buena posibilidad de que termines siendo uno. ¡Y una buena en eso!

¿Necesitas ayuda con tu currículum? ¡Nuestros escritores de TopResume pueden ayudar!

Artículos relacionados:

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba