¿Vale la pena mudarse a un trabajo? 6 preguntas para hacer

¿Dispuesto a reubicarse? Hágase estas seis preguntas esenciales antes de decidirse a empacar e irse.

El famoso dicho de Ben Franklin, “Si no te estás preparando, te estás preparando para fracasar”, nunca es más cierto que cuando estás buscando trabajo en un lugar nuevo. Reubicarse para un trabajo requiere que se establezcan algunas bases, pero ¿por dónde empezar realmente? Es fundamental investigar la región a la que desea trasladarse, así como sus condiciones económicas, pero el autoconocimiento también es una parte vital del proceso.

Antes de enviar su currículum por correo electrónico a un empleado remoto, aquí hay algunos aspectos clave a considerar sobre la reubicación del trabajo:

1. ¿Cuál es mi tolerancia al riesgo?

Las personas ambiciosas, creativas y emprendedoras están acostumbradas a probar los límites de sus zonas de confort. Los proyectos independientes y los estilos de vida poco prácticos no son para todos, especialmente cuando la seguridad laboral ha definido su carrera. Es posible que haya disfrutado de su puesto en XYZ, pero mudarse a un trabajo se justifica debido a la transición de un socio o necesita mudarse para estar más cerca de amigos y familiares. Cambiar de trabajo es estresante, pero mudarse a una nueva ubicación se suma a la ignorancia de la mezcla. Pregúntate si los pequeños cambios te eliminan o si probar algo nuevo te da energía. Su acto de fe puede ser más suave si conoce de antemano su tolerancia al riesgo.

2. ¿Hay trabajos en mi industria en la región donde estoy dispuesto a mudarme?

Oficina de estadísticas laborales agiliza la búsqueda de datos económicos regionales en los EE. UU. Si el mercado laboral en su nueva ciudad es diferente al de su ciudad actual, sus oportunidades profesionales se basarán en su capacidad para adaptarse a industrias emergentes o afiliadas o para actualizar su conjunto de habilidades. ¿Quiere información sobre el costo de la vida local y el valor de la vivienda? Los mejores lugares y Datos sobre la ciudad evaluar estos elementos junto con datos demográficos, niveles educativos, medio ambiente, tasas de desempleo, impuestos a la propiedad y otros datos de perspectivas económicas. Cualquiera que haya golpeado la acera puede decirle que la búsqueda de trabajo es un trabajo en sí mismo, pero investigaciones previas harán que la reubicación sea infinitamente más fácil.

3. ¿Estoy dispuesto a aceptar menos dinero por una mejor calidad de vida y más tiempo?

La búsqueda de trabajo local es bastante desafiante. Mudarse a un trabajo exacerba este desafío, ya que necesita discernir si su nuevo pago cubrirá las diferencias en los gastos básicos y los costos de vida, y no olvidemos los costos de reubicación. como la reducción no esencial. Compare el costo de vida entre y la calidad de vida en su región actual y nueva. Una calculadora de salario puede ser fundamental para determinar cuánto tendrá que ganar para mantenerse a flote.

4. ¿Considero la perspectiva del empleador?

La comodidad y el costo son dos grandes razones por las que los gerentes de contratación no miran por segunda vez a un candidato de fuera del área. Aleje sus miedos mencionando en su carta de presentación que los planes de reubicación de trabajo ya están en marcha y que está disponible para una entrevista en el acuerdo del empleador. Reconectarse con un amigo o familiar con el que pueda quedarse por un corto tiempo o encontrar un hogar temporal puede permitirle incluir una dirección local en la sección de información sobre su CV. LinkedIn puede ayudarlo a identificar a los tomadores de decisiones en su industria. Permitiéndole contactar los lugareños antes de hacer su mudanza. Asegúrese de indicar de antemano que no espera que los empleadores potenciales aumenten sus gastos de reubicación. Afortunadamente, algunos gastos de búsqueda de empleo pueden ser deducibles de impuestos. Recuerde la perspectiva del empleador antes de enviar la primera carta de consulta.

5. Tengo que moverme. ¿Es posible un cambio de carrera al mismo tiempo?

La economía ha cambiado significativamente en la última década. Considere las perspectivas de su industria y cuántos años de trabajo tiene por delante. No importa en qué campo se encuentre, adquirir una nueva habilidad lo hará más comercial y aumentará su confianza. Si bien algunos regresan para obtener un título, muchos utilizan el desarrollo de habilidades a través de cursos o certificaciones en línea. Al igual que cuando se está preparando para una entrevista de trabajo, su capacitación e investigación le proporcionarán una base sólida para dar el siguiente paso o ser cauteloso antes de hacerlo.

6. ¿Debo dejar mi trabajo y mudarme?

Tal vez renunciar a la carrera de ratas corporativa y lanzarse por su cuenta suene como un plan. Sin embargo, antes de lanzar una nueva vida potencial en una ciudad desconocida, profundice.

  • ¿Es más rentable alquilar o comprar?
  • Cual es el nivel de vida?
  • ¿Cuánto tiempo tardará su nuevo transbordador?
  • Descubra qué hacen los lugareños para divertirse: ¿están al aire libre, les apasiona la cultura o los tipos de tecnología?
  • ¿Qué harás en tu tiempo libre?
  • Conocimiento de regionalismos, como nombrar un refresco “pop” vs. “Soda” – también te ayudará a sentirte más conectado con los lugareños.

Cuando esté pensando en mudarse a un trabajo, dé un paso atrás. Nadie se siente completamente atraído por los riesgos inherentes de saltar a lo desconocido, pero con mucha preparación, puedes suavizar el golpe al aterrizar.

¿Estás listo para escribir el próximo capítulo de tu carrera? ¡Contrate a un escritor de TopResume hoy!

Lectura recomendada:

Artículos similares:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *