Qué hacer y qué no hacer en colaboración con los reclutadores

Para trabajar eficazmente con un reclutador, debe saber cómo comunicarse con él.

Muchos solicitantes de empleo discuten la creación de redes como un componente fundamental para una búsqueda de empleo exitosa. Si bien la mayoría reconoce la importancia de construir las relaciones adecuadas, pocos saben cómo establecer una relación con un grupo clave: los cazatalentos.

La capacidad de construir relaciones continuas con reclutadores influyentes puede ser más crítica para el éxito profesional que cualquier otro punto de la red. Para influir en un cazatalentos, debes saber cómo interactuar con él. Trabajar con reclutadores puede tener una amplia variedad de beneficios.

Para ayudarlo, hemos enumerado las cosas más importantes que debe hacer y lo que no debe hacer cuando se comunica con un reclutador.

Comprender la importancia de las relaciones con los reclutadores.

¿Por qué es tan beneficioso aprender a hablar con los profesionales en la búsqueda de ejecutivos y trabajar de manera eficaz con los reclutadores? Con el tiempo, las alianzas con las agencias de personal adecuadas pueden ayudarlo de muchas formas diferentes. Los reclutadores competentes pueden hacer lo siguiente:

  • Abre oportunidades de trabajo adicionales que no conocías.

  • Proporcionar una perspectiva clave sobre el mercado laboral.

  • Ayuda a negociar paquetes de compensación más grandes.

  • Brinde consejos críticos para la búsqueda de trabajo y el currículum vitae.

Qué se puede y qué no se puede hacer en comunicación con el reclutador.

Debido a que su objetivo es tener relaciones duraderas con los cazatalentos, es imperativo que comprenda cómo trabajar de manera efectiva con los reclutadores y comunicarse bien. Esto es lo que debe hacer:

Exprese claramente sus objetivos profesionales.

A menudo, los solicitantes de empleo se quejan de que se les presiona para ser entrevistados para trabajos en los que no están interesados ​​y para los que no están calificados. Esto les causa una mala impresión durante la entrevista, lo que a su vez afecta su relación continua con ese reclutador.

Sin embargo, puede evitarlo transmitiendo claramente sus objetivos profesionales al reclutador. Cuando un cazatalentos sabe exactamente lo que estás buscando, puede hacerte sugerencias de carrera más precisas sin ponerte en una posición incómoda.

Si lo contratan para un trabajo que no le interesa, lo mejor es rechazarlo cortésmente, agradecer al reclutador por su consideración y decirle lo que le interesa.

Relacionado: La marca personal es esencial para el futuro de su carrera. este es el por qué

No estés indeciso.

No se limite a entrevistar a favor del reclutador. Hacerlo no fortalecerá su relación y eventualmente lo lastimará. Ya sea que se esté entrevistando bien o no acepte un trabajo o reciba una oferta, es una situación que genera pérdidas.

Permita que el reclutador lo considere.

Una de las mejores formas de sacar el máximo partido a un reclutador es simplemente permitirle hacer su trabajo. A veces, los solicitantes de empleo tienen problemas para no controlar el proceso de contratación. La ansiedad los obliga a realizar ciertas acciones que pueden percibirse como pisar los dedos del reclutador.

Por ejemplo, cuando trabaje con un reclutador, le conviene pedir su permiso (así como su opinión) o mantenerlo informado de cualquier contacto con el cliente. Esto incluye enviar notas de agradecimiento a los entrevistadores con la persona con copia en copia, hasta que el salario se negocie a través del cazatalentos, a menos que se solicite lo contrario.

La regla general es que si no sabe cómo trabajar para un profesional del personal, es mejor preguntar. Cuestionar sus preferencias y seguir estos requisitos genera confianza y fomenta relaciones a largo plazo.

Sea cordial y profesional incluso si no consigue el trabajo.

Otra excelente manera de ponerse a favor de un reclutador es tener la amabilidad de perder una oferta. A veces, los solicitantes lastimarán al gerente de contratación, lo que los hace parecer malos y poco profesionales. Sin mencionar que hablan mal de la captación de clientes. La forma en que te comportas cuando las cosas no salen como quieres es tan importante como cómo te comportas cuando las cosas salen mal.

Al agradecer al reclutador por su tiempo e informarle que le interesaría cualquier cosa similar que surja, deja la puerta abierta para que pueda volver a trabajar con esa persona.

No seas un miserable perdedor.

Los reclutadores encuentran la mentalidad de la uva amarga muy decepcionante, y la queja no le beneficia a usted. A veces consigues el trabajo, otras veces no. Sin embargo, nunca pierdas los estribos cuando las cosas no salgan como te gustaría.

El fin.

Si se juega correctamente, trabajar con un reclutador solo beneficiará su carrera. Si consigue o no un trabajo hoy no es tan importante como si será considerado o no en el futuro.

Ken Sundheim es el director ejecutivo de Colocación de KAS, una firma de búsqueda de ejecutivos con sede en Nueva York que se especializa en reclutamiento de ventas y marketing en todos los niveles.

¿Necesitas ayuda con tu currículum? ¡Aproveche nuestra revisión de currículum gratis hoy!

Lectura recomendada:

Artículos similares:

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba