¿Pueden las discusiones políticas en las redes sociales afectar su candidatura?

Piensa antes de escribir en Twitter … sobre política.

Aquí hay una prueba emergente para usted: ¿cuál de estas opciones podría afectar su solicitud o costarle un trabajo?

  • Al compartir una foto en Facebook que muestra su asistencia a un mitin político,

  • Escribe un artículo de opinión política y compártelo en tu blog personal,

  • Re-tuitear una cita de debate en apoyo de un tema político controvertido o

  • Todo lo anterior

La respuesta es «Todo lo anterior», con algunas posibles excepciones, que se determinan en función de si su oportunidad o trabajo se encuentra en el sector público o privado, así como en el estado en el que vive. El tema de la expresión política en línea en el contexto de su empleo es difícil y más empleadores están utilizando las redes sociales para verificar las solicitudes. Esto es lo que necesita saber.

Si se está entrevistando para un puesto en el sector privado, comprende que su empleador potencial tiene mucha libertad para controlar la expresión de su opinión política, en el trabajo e incluso fuera. Algunos estados proporciona un grado de protección de represalias en el lugar de trabajo por expresión política (Nueva York, California, Colorado, Dakota del Norte y el Distrito de Columbia están en la lista). Los trabajadores que pertenecen a sindicatos suelen tener más protección que los que no lo hacen.

Si se está entrevistando para un puesto gubernamental (local, estatal o federal), sus opiniones políticas están protegidas en gran medida por la Primera Enmienda.

Esto plantea un dilema interesante en la era de las redes sociales y la conectividad. ¿Cómo equilibramos el deseo de compartir puntos de vista políticos en línea durante la temporada electoral con el deseo pragmático de ser empleado?

Esta es una pregunta extremadamente relevante, dado que muchos buscadores de empleo usan las redes sociales a gran escala antes y mientras buscan trabajo, y muchos empleadores usan las redes sociales para verificar las solicitudes. Realmente, Investigación de Glassdoor muestra que el 79% de los solicitantes de empleo utilizan las redes sociales en su búsqueda. En el otro lado de la tabla, el 94% de los reclutadores usan o planean usar las redes sociales para respaldar sus esfuerzos de reclutamiento. Simplemente ignorar las redes sociales ya no es una opción.

Entonces, descubramos por qué los reclutadores corporativos están acudiendo en masa a los sitios de redes sociales mientras buscan currículums para el candidato perfecto. Los empleadores que revisan las redes sociales no son infrecuentes, así que esto es lo que necesita saber.

Quieren obtener más detalles sobre sus calificaciones profesionales.

La alineación entre su currículum y sus perfiles sociales es la primera comprobación obvia. Los reclutadores también prestan atención a los pequeños detalles, como el uso de la ortografía y la gramática, en busca de pistas sobre su atención a los detalles y sus habilidades de comunicación. Las publicaciones que hablan sobre sus intereses técnicos y profesionales o que resaltan sus calificaciones y logros pueden validar sus conocimientos y habilidades.

Quieren eliminar las evidentes señales de alerta.

Los empleadores que usan las redes sociales para verificar las aplicaciones pueden simplemente eliminar algunos candidatos de lo que encuentran en sus perfiles. El contenido inapropiado para levantar las cejas incluye discurso sexista o racista, mal discurso de su antiguo empleador o imágenes de embriaguez o uso de drogas. Los comentarios discriminatorios, así como las indicaciones falsas de calificaciones, también pueden restar valor al interés del reclutador en su solicitud.

Quieren tener una idea de su cultura y personalidad que se adapte a su organización.

Aquí, las impresiones personales y los juicios rápidos determinarán si se lo percibe como amigable y adecuado para la empresa. Su posición sobre un tema político tiene el potencial de estimular o reducir su candidatura, dependiendo de quién esté mirando su contenido público y qué tipo de contenido sea. Piense en lo que sucede si apoya abiertamente a Bernie Sanders en busca de trabajo en un gran banco de inversión. Aunque es una generalización, le da una idea de cómo una posición política polarizante puede dañarlo o ayudarlo.

¿Sigues confundido acerca de lo que es correcto hacer? Estás en buena compañía. Una encuesta reciente de Monster.com de los adultos que trabajan en diferentes grupos de edad mostró que el 57% de los participantes sentían que sus cuentas de redes sociales eran una deuda más que un activo cuando buscaban trabajo. Interesante, una encuesta de Jobvite muestra que el 55% de los reclutadores reconsideraron a un candidato en función de sus perfiles en línea, y el 61% de estas reconsideraciones fueron negativas. Ambas estadísticas indican que su presencia en línea puede influir en los resultados de su búsqueda de empleo.

A continuación se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a evitar sabotear su búsqueda de empleo en esta tumultuosa temporada política.

Asegúrese de que su perfil en las redes sociales sea convincente y coherente con la imagen que está tratando de proyectar.

Esto incluye todos los sitios de redes sociales, pero Facebook, LinkedIn, Twitter y un canal personal de YouTube son los lugares obvios para comenzar. Eche un vistazo a todas las publicaciones públicas con un ojo fresco, examinando el flujo en busca de cualquier cosa que pueda usarse para degradar su aplicación. Si prefieres no mostrar ciertas publicaciones a tus padres o jefe, puede ser una buena idea ocultarlas o eliminarlas.

Si una posición política sólida es una parte clave de su identidad, comprenda que está asumiendo un riesgo calculado al expresarlo en línea.

Tenga cuidado de aclarar su posición: puede apoyar algunas partes de la plataforma de un candidato, pero no otras, y hacer distinciones claras puede ayudar al lector a comprender mejor su posición. Al igual que con cualquier tema controvertido o potencialmente divisivo, esté preparado para que el contenido político que distribuya pueda alienar a algunas empresas y restringir su número de opciones laborales.

Si elige comentar o compartir contenido político públicamente, asegúrese de verificar los hechos.

Investigue usted mismo, lea todo lo que vuelve a publicar y siempre verifique sus fuentes (en otras palabras, no distribuya cebos de clics solo por un título cautivador). Mantenga la conversación civilizada y respetuosa. No se deje arrastrar por su nombre o acusación; como regla general, si no dice algo cara a cara, no lo publique. Después de todo, Internet tiene una larga memoria.

Si no incluye algo en su currículum, no lo publique en LinkedIn.

Tenga en cuenta que LinkedIn es muy utilizado por los reclutadores, tanto para identificar candidatos como para verificarlos antes de las entrevistas. Es posible que los empleadores que consultan las redes sociales no siempre consulten Facebook, pero podrías pensar que están mirando tu perfil de LinkedIn. No puede afectar su candidatura utilizando esta plataforma como una oportunidad para resaltar su experiencia profesional e intereses relacionados.

Y finalmente, recuerde que las redes sociales y los comentarios escritos pueden no transmitir mucho contexto sutil que normalmente compartiría en una conversación cara a cara. Muchas personas han tenido la desafortunada experiencia de alienar a un amigo o conocido debido a un comentario malinterpretado. Con sus perspectivas laborales en juego, es una buena idea ser estratégico en lo que dice y considerar qué entorno funciona mejor para usted.

¿Quieres ver cómo está tu currículum? ¡Pruebe nuestra revisión gratuita hoy!

Artículos similares:

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba