evolucion tecnología

La evolución de la tecnología

¿No es fascinante lo rápido que evoluciona la tecnología con el tiempo?

evolucion tecnología
evolucion tecnología

Cuando era un niño, nadie a mi alrededor tenía un teléfono móvil, no habia tecnología como hoy la conocemos. Teníamos un teléfono fijo, solo reservado para llamadas urgentes o importantes. Escuchábamos radio FM y grabábamos música en casetes. Internet era todavía una idea teórica en aquel momento. Teníamos cursos en línea, pero solo en los libros de ciencia ficción.

Y ahora, no muchos años después, todo el mundo tiene un “smartphone”.

Compramos, chateamos, jugamos y aprendemos en línea. No podemos imaginarnos la vida sin internet. En unos 15 a 20 años, lo digital no solo ha cambiado nuestra vida personal sino que también ha transformado el mundo de los negocios y ninguna industria, ningún sector ha resultado inmune.

El ajedrez

Pero antes de hablar de esta evolución, vamos a ir atrás en el tiempo, unos cuantos siglos, de hecho. Quiero compartir contigo una vieja leyenda sobre el juego de ajedrez, no solo porque el ajedrez es el juego preferido del estratega, sino porque la historia alrededor de la creación del juego nos ayudará a entender lo digital. Sorprendente, ¿no?

Así, érase una vez había un rey indio, un luchador, que participó en muchas batallas. Un día, al regresar de una lucha agotadora, se enteró que había perdido a su hijo en el campo de batalla. Sintió una inmensa tristeza y decidió retirarse a su castillo. Esto duró meses, y luego años, hasta que uno de sus súbditos, llamado Lahur Sessa, le ofreció un tablero de ajedrez.

El rey y el ajedrez

Al rey le gustó el juego tanto que decidió conceder al hombre cualquier cosa que pidiera. Sessa amable y humildemente explicó que le gustaría tener un grano de arroz por el primer cuadrado del tablero de ajedrez, dos granos por el segundo cuadrado, 4 granos por el tercero, luego 8 granos y así sucesivamente hasta agotar los 64 cuadrados.

Antes de contarte el final de la historia, quiero que calcules cuánto arroz pidió Sessa. En primer lugar, sin hacer ningún cálculo real, ¿cuál es tu conjetura intuitiva? ¿Sería tan pesado como un balón de fútbol, por ejemplo? ¿Una vaca lechera o un Boeing 747 completamente cargado?.

Haz el calculo del grano de arroz

Ahora, si haces el cálculo, verás que se trata de 2 multiplicado por 10 a la potencia de 19 granos, lo que está en el mismo orden de magnitud que la biomasa total de la tierra. Bueno, te engañé un poco con las opciones pero es la realidad es que intuitivamente casi todo el mundo habría subestimando enormemente la cantidad.

Cambio lineal y la tecnología

Esto es porque nuestras mentes están más adaptadas a estimar cambios lineales que exponenciales. El cambio lineal es cuando pasamos de 1 a 2, a 3 o, para darle algo de gracia, de 2 a 4 a 6. En el paso número “n”, multiplicamos 2 por “n”.

Intuitivamente podemos estimar esto con bastante precisión. En el cambio exponencial, sin embargo, en el paso número “n”, estamos en 2 a la potencia de “n”. Así que pasamos de 2 a 2 a 4, a 8, 16, 32, 64.

Como nuestra intuición no maneja esta representación, tenemos una manera de mostrarlo. Lo llamamos escala algorítmica o escala logarítmica.

La escala logarítmica en la tecnología

En esta representación, el eje vertical va de 1 a 2, a 4, duplicándose en cada paso. En esta representación, cuando ves una línea, significa que tienes un crecimiento exponencial, el tipo de crecimiento que Sessa pidió, en definitiva. Para aquellos que estén interesados en oír el final de la historia, bueno, hay dos versiones. Una donde el rey recompensa, razonablemente, la petición inteligente y otra donde, bueno, Sessa no vive mucho tiempo.

La tecnología digital

¿Por qué empezar con esta historia? Porque curiosamente, la tecnología digital en las últimas décadas ha progresado de la misma forma que el número de granos del tablero de ajedrez, exponencialmente. Para verlo, vamos a reducirlo a tres leyes fundamentales que han hecho todo esto posible. Estas leyes abordan los conceptos básicos, los aspectos centrales de la gestión de la información digital: procesamiento, comunicación y almacenamiento.

La ley de moore en la tecnología digital

Vamos a empezar con la ley de Moore. Lo que dice esta ley es que cada 18 meses, tu ordenador duplicará su capacidad para procesar la información. Originalmente, se formuló de forma algo diferente. Se decía que en un chip de silicio determinado cada 18 meses puedes doblar el número de transistores que encajas en él.

La realidad es que esta ley en su formulación original está siendo cuestionada porque si sigues poniendo transistores en la superficie, llega un momento en que se alcanza tanta densidad que se producen efectos cuánticos y el procesador deja de funcionar como debería. Mi respuesta a esto es decir que es un reto temporal, no uno permanente. Podemos cambiar la manera de diseñar los chips, de 2D a 3D. Podemos cambiar el material que utilizamos, en lugar de silicio, usar grafito, o incluso podemos cambiar el enfoque radicalmente e ir a la computación cuántica.

Ley de butter

La segunda ley que debes recordar se llama la ley de Butter. Afirma que la cantidad de información transmitida por una única fibra óptica se duplica cada nueve meses. Si trazas las velocidades típicas en megabytes por segundo en una escala logarítmica, vemos una línea recta, lo que significa un aumento exponencial con los años.

Hay una variación de esta ley para otros medios de comunicación, sea el cable, el ADSL, VDSL o inalámbricas como 3G LTE y más recientemente, 5G.

La tercera ley se llama la ley de Kryder.

Esta ley trata de la capacidad de almacenamiento del disco duro y dice que la cantidad de datos almacenados por centímetro cuadrado de una unidad de disco duro se dobla cada 13 meses. Por lo menos, este era el caso a finales de los 90 y principios de 2000, cuando Mark Kryder formuló su observación.

La verdad es que la tendencia ha disminuido, y se duplica cada 16 o 17 meses. Pero, de todas formas, sigue siendo más rápido que la ley de Moore. Tal vez algunos recordáis los grandes bloques, casi del tamaño de la CPU, de principios de 2000, que incluso nos obligaba enchufarnos a una fuente de alimentación y todo esto para almacenar medio o un terabyte de datos.

Ahora, un dispositivo de almacenamiento externo terabyte es de un centímetro de grosor, el tamaño de un pasaporte. Por supuesto, esta ley describe el potencial teórico de la tecnología. Solo una parte de ese potencial va a mejorar el rendimiento de los dispositivos de mercado masivo. La otra parte, sin embargo, irá a reducciones de costes para el consumidor: los equipos, la conexión a Internet y la capacidad de almacenamiento pasan a ser no solo mejores, sino también cada vez más baratos.

La implicación de las leyes tecnologicas en los negocios

Esto tiene fuertes implicaciones en el mundo de los negocios. Pero antes de eso, vamos a reflexionar sobre lo que esto significa para la comprensión de la tecnología digital en sí misma.

Volvamos a nuestra leyenda. El rey sabía que Sessa había pedido mucho arroz. Sin embargo, su mente no era capaz de captar la magnitud del incremento de los granos sobre el tablero de ajedrez.

A nosotros nos pasa lo mismo con el avance exponencial de la tecnología Sabemos que la tecnología se desarrolla rápidamente. Sin embargo, como la intuición humana está sintonizada a ver desarrollos lineales, tendemos a subestimar siempre el progreso.

La subestimación de las capacidades de la tecnología

No es de extrañar, por tanto, que las empresas también tiendan a subestimar, incluso ser completamente ciegas ante el impacto de la tecnología digital. Cuando las empresas se desarrollan linealmente y la tecnología evoluciona exponencialmente, observamos un abismo entre las dos, una brecha entre el valor real de la empresa y lo que sería posible tecnológicamente. Y esta brecha está aumentando rápidamente con el tiempo.

Este abismo lo llenan a menudo empresas emergentes como  que usan la tecnología para satisfacer las necesidades del cliente de forma muy diferente, una forma que las empresas líderes establecidas no han sido capaces de ver o, peor, lo han visto, pero no han entendido. Empresas como Kodak, Nokia o Blockbuster pagaron un alto precio por su tendencia a subestimar la tendencia.

¿Cuáles son las conclusiones de este artículo sobre la tecnología?

En primer lugar, las tres leyes exponenciales. El aumento exponencial de la capacidad de procesamiento, el ancho de banda de comunicación y la capacidad de almacenamiento son la base tecnológica de la transformación digital de hoy.

En segundo lugar, nuestra mente ve y predice más fácilmente la evolución lineal, por ello, el primer reto que tanto los individuos como las empresas necesitan superar es un reto de percepción, entender cómo está evolucionando la tecnología digital.

Por último, pero no menos importante, suele crearse una brecha entre la evolución de las empresas y el potencial de la tecnología. El vacío lo llenan a menudo nuevas empresas con disrupciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *