¿Debería poner sus fallas profesionales en su currículum?

¿Qué sucede cuando experimentas un fracaso profesional? Aquí le mostramos cómo determinar si debe estar en su currículum y, de ser así, cómo abordarlo.

Por mucho que le gustaría tener éxito profesionalmente el 100% del tiempo, simplemente no es posible. Todo el mundo está destinado a experimentar algún grado de fracaso profesional. Podría ser un ligero contratiempo, como un proyecto o propuesta fallida. O tal vez sea de mayor escala: una degradación, un despido laboral o una puesta en marcha fallida.

Sea lo que sea, no significa que tu carrera haya terminado. Es importante tomarse un tiempo para reflexionar sobre lo sucedido. ¿Qué podrías haber hecho diferente? ¿Que has aprendido? Es de suma importancia que se tome el tiempo para aprender de su fracaso. Al hacerlo, descubrirá que su carrera avanza rápida y sabiamente.

Pero a medida que intenta seguir adelante, rápidamente llegará a preguntarse: ¿Debería poner mi negocio fallido en mi currículum? ¿Incluyo mis otros fracasos profesionales? Si es así, ¿cómo lo trato?

¿Deberías poner los fracasos de tu carrera en tu currículum?

Si elige o no incluir sus fallas en su currículum dependerá de muchos factores, pero recuerde que, en última instancia, es su decisión. No existe una regla universal que lo obligue a anunciar todos sus errores; de hecho, probablemente no debería hacerlo.

Antes de decidir, tómate un tiempo para poner en perspectiva tu fracaso profesional. En el momento, se sentirá como un gran obstáculo, uno que nunca superará. Pero una vez que cree cierta distancia, se sentirá menos importante en el contexto de toda su carrera.

Si el fracaso es un problema temporal a corto plazo en su carrera, es posible que no se preocupe por incluirlo en su currículum. En su lugar, simplemente tendrá una breve brecha de empleo, que luego puede abordar en su carta de presentación o durante su entrevista si se lo solicitan. Algunos ejemplos de incidentes como este incluyen ser despedido después de dos meses en una nueva empresa, tomarse seis meses para intentar trabajar como autónomo a tiempo completo, ser degradado después de tres meses en un nuevo puesto o ser contratado en una empresa emergente que fracasa después de su allí sólo cuatro meses.

Si su fracaso es a más largo plazo o incluye empresas comerciales fallidas, entonces vale la pena incluirlo en su currículum. Esto puede incluir cualquier cosa, desde trabajar en una empresa durante seis años antes de que te despidan o dirigir una startup durante cuatro años antes de quedarte sin fondos. Cualquiera que sea el caso, no puede dejar que este único fracaso defina un esfuerzo a largo plazo. Después de todo, es probable que haya adquirido nuevas habilidades y adquirido una gran cantidad de conocimientos en el camino.

Cómo incluir tus fracasos profesionales en tu currículum

Si decide incluir un fracaso en su currículum, querrá ser estratégico sobre cómo hacerlo. Por supuesto, deberá ser honesto, pero a medida que se tome el tiempo para procesar su experiencia, piense en ella de manera positiva. Pregúntese qué aprendió, qué nuevas habilidades adquirió y cómo puede usar estas experiencias para sobresalir en otro puesto en otra empresa.

Si desea ayuda con este proceso, considere escribir un «currículum fallido». Es básicamente un currículum para tus fracasos. Ahora bien, esto no es lo que enviará a los posibles empleadores; Esto es sólo para ti.

New York Times el editor Tim Herrera es un gran admirador de los currículums fallidos. Sugiere: “… en lugar de centrarse en cómo te hace sentir ese fracaso, tómate el tiempo para dar un paso atrás y analizar las razones prácticas y operativas por las que fallaste. ¿Esperaste hasta el último minuto para trabajar en ello? ¿Fuiste demasiado casual en tu preparación? ¿Simplemente estabas fuera de tu alcance?”

Una vez que haya tomado el tiempo adecuado para reflexionar, aquí hay dos consejos más para tener en cuenta al agregar un fracaso profesional a su currículum.

Evite usar las palabras “fracaso” o “error”

Es fundamental posicionar tu fracaso como una experiencia de crecimiento. En lugar de detenerse en lo negativo, concéntrese en lo positivo: lo que aprendió y cómo puede ayudarlo en una posición futura. Si lo despidieron de su trabajo, no tiene que indicarlo explícitamente en su currículum; use estos consejos sobre qué poner en una solicitud de empleo si lo despiden.

Ofrezca más contexto en sus materiales de apoyo

Use su carta de presentación para explicar mejor su fracaso, lo que le enseñó y cómo está avanzando. No es necesario que se concentre demasiado en ello: puede abordarlo más en la entrevista si se lo solicitan. Pero aún así, su carta de presentación es un excelente lugar para explicar lo que sucedió y cómo lo benefició.

En conclusión

A nadie le gusta fallar, pero una vez que te tomes un tiempo para procesar lo que sucedió, podrás reflexionar sobre lo que has aprendido y cómo te ayudó a crecer en tu carrera.

No tiene la obligación de enumerar sus fallas en su currículum. Sin embargo, si lo deja fuera, espere que los gerentes de contratación le pregunten sobre la brecha de empleo. Si decide incluirlo, no lo etiquete como un fracaso, simplemente concéntrese en lo que aprendió y las nuevas habilidades que adquirió.

¿Necesita ayuda para refinar su currículum para mostrarlo de la mejor manera? Comience con una revisión de currículum gratuita y continúe desde allí.

Lectura recomendada:

Artículos relacionados:

Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba