Cómo negociar su salario con su empleador actual

Si quiere pedirle un aumento a su jefe, aquí le explicamos cómo hacerlo.

La negociación salarial pone nerviosos incluso a los profesionales más experimentados. La idea de entrar en una habitación para confrontar a su jefe o gerente en un intento de justificar por qué deberían pagarle más no es una idea agradable. Existe un gran potencial para que se desarrollen las emociones y las cosas pueden romperse con bastante rapidez. Además, muchos profesionales se preguntan si al menos pueden negociar el salario adecuado con su empleador actual.

Antes de concertar una reunión con su jefe, puede que le venga a la mente un torbellino de preguntas: ¿Está justificada mi afirmación? ¿Qué pasa si mi jefe se enoja y me deja ir? ¿Cambiará esto mi relación con la empresa? ¿Qué pasa si mi empleador dice que no? ¿Merezco al menos un aumento? ¿Puedo mantener mi estilo de vida si no recibo este aumento de salario?

Es curioso adónde van nuestras mentes cuando nos enfrentamos a una situación estresante como esta, pero no dejes que tu cerebro juegue contigo. Mereces que te pidan ese aumento, y estos consejos te ayudarán a sentirte más seguro al negociar tu salario.

¿Cómo pedirle un aumento a tu jefe?

1. Haz tu investigación

Descubra la tasa de mercado para su puesto actual utilizando sitios como Glassdoor, Salary.com o PayScale. ¿Cuál es el salario promedio para este puesto cuando considera los años de experiencia, su industria, el tamaño de su empresa y la ubicación de su empresa? ¿Cómo se compara su salario actual? Utilice esta información como ayuda para crear un salario objetivo que pueda compartir con su jefe.

2. Crea tu libro de elogios

A menudo, el conocimiento de su jefe o gerente sobre todas las contribuciones positivas que ha hecho a la empresa será limitado. No es que no les importe lo que haces; simplemente están ocupados y no tienen el ancho de banda para realizar un seguimiento de cada pequeña cosa que hace todos los días. Si su jefe es bueno en su trabajo, ha aprendido a empoderar y confiar en su equipo, lo que significa que no estoy al 100% en contacto con sus contribuciones diarias a la empresa.

Por esta razón, será su trabajo asegurarse de que su supervisor sea consciente del valor que usted agrega a su negocio. En las semanas previas a la reunión de negociación salarial, querrá compilar una lista de las cosas que hace en su función que agregan valor, también conocida como creación del libro de elogios. Clasifique sus logros según el impacto que tengan en el resultado, destacando las áreas en las que excede sus responsabilidades generales.

3. Cuantifica tus logros

En el libro de alabanzas, si hay un número que puede adjuntar a una línea de pedido, asegúrese de hacerlo. Por ejemplo, si ha desarrollado un proceso que elimina el desperdicio de papel y le ahorra a la empresa $ 200,000 al año, eso es algo que debe tener en cuenta. Cuantos más detalles pueda proporcionar, mejor podrá negociar con eficacia. La compilación de esta lista lo ayudará a presentarse como un activo importante para la empresa, uno que no puede permitirse perder frente a la competencia. Utilice esto como palanca en sus negociaciones.

Sin embargo, debes tener cuidado con lo que dices. No es belleza y ciertamente no inventa nada. Existe una buena posibilidad de que se verifiquen sus hechos, y si hace una declaración demasiado audaz que resulta ser falsa, no solo no recibirá la ampliación, sino que se convertirá en un sospechoso por el resto de su tiempo. en ese papel.

4. No seas demasiado impaciente

No tiene que aceptar la primera oferta que se coloca sobre la mesa. Un error común en las negociaciones es que una de las partes se enamora de inmediato. Al decirle a su empleador cuánto disfruta estar en la empresa y que nunca pensaría en irse, ya ha dejado muchos dólares en la mesa. La idea es hacerle saber a la empresa que disfrutas trabajar allí, y al mismo tiempo dejar en claro que sabes que tus servicios son tan valiosos que serías un activo para cualquier empresa que te contratara.

Cuando llega la primera oferta, es importante no emocionarse demasiado (o al menos no mostrarla). Siempre puede volver a esa oferta inicial si no obtiene lo que desea. Arriésgate y dile a tu empleador que crees que mereces más poniendo una contraoferta sobre la mesa. Esto le demuestra a tu empleador que eres asertivo, pero no seas grosero ni impotente al respecto. Asegúrate de hacerlo con respeto, pero definitivamente vale la pena intentarlo. Lo peor que podría pasar es que la empresa se quede con la primera oferta.

No aceptar demasiado rápido también puede marcar la pauta para futuras negociaciones salariales. Si un empleador siente que renunciará a la primera oferta, las negociaciones futuras se han vuelto mucho más difíciles para usted. En cambio, dígales a sus empleadores que comprende el proceso y que sabe que tiene opciones. La primera oferta generalmente será menor que la cantidad real que su supervisor ha sido aprobado para darle, y la posesión de este conocimiento puede colocarlo en una posición mucho mejor cuando inicie negociaciones.

5. No quemes puentes

Es importante señalar que independientemente del resultado de la negociación salarial, continuarás trabajando en el mismo puesto al día siguiente con la misma persona que tu jefe, por eso es importante que no entres en negociaciones con un arrogante o se pinta a sí mismo en una luz negativa.

Uno de los mejores consejos sobre cómo negociar un salario con su empleador actual es prestar atención a lo que está diciendo y evitar decir algo incorrecto. Puede ser difícil cambiar las cosas después de un mal viaje. Si dejas que tus emociones te dominen, te arriesgas a decir algo de lo que te arrepentirás. Las negociaciones salariales no son personales, así que asegúrese de evitar mirarlas de esa manera. No queme puentes diciendo algo que no pueda retractarse. A menos que tenga una contraoferta sobre la mesa de otra empresa, la persona con la que está negociando probablemente supervisará su trabajo durante al menos un poco más de tiempo. No tiene ninguna razón para hacer que su relación supervisor-empleado sea incómoda.

conclusiones

Al considerar estas cosas y saber negociar su salario, estará en una posición mucho mejor para aceptar las demandas que haga durante las negociaciones. También le mostrará al empleador una nueva habilidad que tiene. Los especialistas en marketing capacitados son muy buscados en el mundo de los negocios, y su capacidad para parecer hábil en este campo lo posicionará para más que un aumento de sueldo: lo posicionará para posibles promociones y nuevas oportunidades de empleo.

Haga clic en el siguiente enlace para obtener más consejos de negociación.

Antes de que pueda solicitar un aumento de salario, debe conseguir el trabajo. ¡Descubra cómo su currículum compite con nuestra crítica gratuita hoy!

Lectura recomendada:

Artículos similares:

Rate this post
Scroll al inicio